Seguidores

domingo, 30 de abril de 2017

Editado fin de abril.


La poesía siempre vive,

ella está en muchos lugares

más aún donde ni imaginas.

En realidad, yo sólo quiero ahora mirarte a los ojos.

poder escribir desde tu mirada

y solo encuentro palabras descolocadas

terminologías sin rimas

siento algo dentro mío,

no sé si es poesía,

o son tus ojos lo que me laten

y enervan esas ganas locas

de mirar desde adentro de tus pupilas.

Quiero verme dentro tuyo,

quiero verte en mí,

quiero tantas cosas...

Tú estás allí, yo aquí

el amor como un péndulo,

la distancia es sufrimiento,

la poesía desahogo,

no me tienes ni te tengo,

yo sólo quería mirarte a los ojos.

Este abril se termina como otros tantos,

siempre esa mirada en mi recuerdo

y esos deseos de ti que me llevan a escribir

más allá de la distancia.

Más allá del fondo del mar.




Char®

domingo, 2 de abril de 2017

Sin pensar


Hacíamos el amor a menudo,

No recuerdo como ocurrió

Pero un día se nos perdió.

No sé si te lo llevaste o lo perdiste o quizás lo abandonaste.

Quizás lo dejé yo, entre tantas letras locas.

Solo me queda la curiosidad cuando pienso

Qué perfecta es la vida, se perdió el amor,

Quizás porque tantas veces nos perdimos en él,

Sin reparar en el camino a seguir.

Me gusta así, lo espontáneo, lo natural,

Sin rimas, sin un final

Con puntos suspensivos…

Tantos, como los besos que no terminamos de dar.




Char®

viernes, 31 de marzo de 2017

Dedicado a una ingeniera de sueños, con afecto.


Y me dormí para no pensar
y en el sueño creí verla despertar
con su cabello desalineado y ojeras de esperar
que se hagan realidad los sueños
que solía a veces soñar.
La vida de un loco es tremenda
ni que hablar cuando se trata de dos,
las noches calientan con un sol tremendo
mientras amanece y las estrellas comienzan a brillar.
Ninguno de los dos toman café
entre una loca y un loco se desayuna con besos
se entretienen contando cuentos
historias raras, hasta quedar en silencio.
Las miradas son profundas, más de lo que creen los cuerdos
las caricias nacen solas, brotan de entre los dedos
y no existen ni posturas, ni peros, ni veremos
se hace lo que se debe
con el corazón abierto
se ama con lo que se tiene
en una cama o en el suelo.
Y me dormí para no pensar
mientras ella acariciaba mi espalda
abrigándome con sus cabellos
quién sabe, qué pensará
Este relato de locos es verdad
no tiene orden, ni rima,
ni fonemas a partir de la sílaba tónica al final
solo es un relato de locos
que jamás despertarán
porque sueñan despiertos
con poder comerse los labios a besos
donde sea que se encuentren
a la hora veinticinco
antes del juicio final.

Char®