Seguidores

jueves, 15 de septiembre de 2016

__De sentimientos__




Por favor, no sigas adelante con ella,

con esa amargura que te comprime el pecho.

A veces me siento bien escribiendo lo que brota, 

pensando que quizás es lo que perjudica mi estado de ánimo

Y me pregunto ¿Será amargura?

¿Será ira?

¿Será algún que otro prejuicio?

Y escribiendo consigo hacerlo, descomprimo lentamente la zona del centro del pecho, es como si 
desataran nudos de orgullo, de falta de humildad, de egocentrismo exacerbado...en fin, no lo sé.

Solo siento que esos sentimientos desgarran el corazón.

Voy a enloquecer demonios, los haré ángeles, buscaré miles de aventuras, besaré fantasmas, hasta que todo lo que me haga sentir mal se desvanezca.

Eliminaré todo el dolor, toda la soledad, toda la incertidumbre, toda la tristeza y algo de lo que me falta para que comience a llenarse mi alma.

Dejaré volar la idea de una noche calma, con aroma a rocío de una planta de lavanda, mezclada con aroma de romeros en flor, que bueno es ver las flores de noche, qué acogedor y reconfortante es recordarte...

Qué hermosa es tu sonrisa cuando la recuerdo,
qué suaves tus pies delgados, cómo los pienso,
qué distancia bendita es esa zona de dos besos en medio de tu pechos.


Cómo no sentirse solo, sabiendo que existes y no estás aquí.


Char®.

lunes, 12 de septiembre de 2016

Siempre habrá un lugar.










En tardes de cielo que no es cielo y nubes que lo son todo

Me invade mi amiga ella la conocida de siempre, que sola llega

Y así me tiene en el escenario de la vida casi vacía donde paso mis días

Donde extraño mis momentos de alegrías de cosas mías

De gentes que no veo, que extraño, que no están conmigo

Nadie sabe cómo vivo, pero así es el camino del que camina solo

Por senderos de recovecos con curvas empinadas y espinas sembradas

Por el destino que es solo un amigo que no quiero tener ahora

Pero no tengo otra salida, debo seguir cuesta arriba y tragar saliva

La gente no me comprende y por eso me miran cómo paso en la vida

Con el peso de mis días, de mis deseos prohibidos, prendido a mi locura

Sin escuchar otra voz que la voz de esta soledad amiga inseparable

Que me dice como un poema releído que espere a mañana, a otro día

Quizás el cielo se abra para mí y con ellas mis esperanzas se reaviven

Que aunque no quiera de amigo al destino, él dice que es mi amigo

Con sus brazos tendidos siempre para sostenerme o soltarme…no lo sé

Solo siento que me agita dando vueltas por lugares de la existencia misma

Juega hasta el hartazgo conmigo, me enfurece y se va dejándome a la deriva

Nunca puedo robarle una palabra al puto destino, él no habla nunca nada

Se expresa con alegrías y tristezas, risas y llantos, con ausencias que no aguanto

Con soledades de amores lejanos, con olor al pasado no pensado

Con colores desgastados por el tiempo, amarillentos, casi olvidados

Al menos sé que estoy vivo porque el fuego me quema y tengo lágrimas en mis pupilas

Y aunque no lo soporte seguiré apostando al amor, aunque juegue solo con cartas mías

Jamás me sorprendió así mi amiga la conocida, esta soledad que me enamora siempre

Que me hace compañía cuando no tengo más lágrimas ni suspiros en los bolsillos de mi piel

Solo me restan besos dormidos en caricias de mis manos también dormidas y dolidas

Que las dejo abiertas hacia arriba como esperando un relámpago de la tormenta que se avecina

Para que caiga como cae un rayo y me retumbe el espíritu y despierte algún día

Con ansias de abrazar tu cuerpo mujer…y ponerme de rodillas para no rogarte

Solo para mirar al mundo desde tu ombligo, llenarte de besos el vientre y más abajo

Hacerte el amor en el tiempo presente, hasta que pase futuro y aún siga mi corazón latente

Y sepamos los dos que ya no es un sueño ni es un deseo…son nuestros cuerpos calientes

Que no se separan, que son solo uno, viviendo en libertad…nunca jamás ausente.


Char©





domingo, 28 de agosto de 2016

No me eolvides


Soy todo lo que soy porque dijiste amarme

Soy así por lo momentos prometidos

Soy porque creí

Soy porque te esperé allí

Porque creí en la verdad disfrazada

Soy por todos los sueños incompletos

Soy porque te encontré y te perdí

Soy porque caí y estoy aquí

Con la fuerza que perdí esperándote

Con la voz apagada de gritar en silencio

Con los ojos ciegos de tanto buscarte

Perdiendo mi esperanza a veces

Perdiendo mi camino

Perdiendo mi creencia extrema

Creí poder tener tu amor

Creí poder estar en ti

Creí, siempre creí

Sin embargo estoy aquí

Solo, esperando la madrugada

Mirando el reloj

Hasta que vengas por mí

Soy completo y feliz en esa hora

Cuando tu mágico nombre está aquí

Soledad, no tardes, ven por favor por mí.

Vivamos este libro abierto que es la vida

Llena de colores imaginarios

Como los besos que aún no nos dimos.



Char©

sábado, 27 de agosto de 2016

No llores


Nunca llores, siempre recuérdame brillando.

Cierra los ojos e imagina lo que sentimos siempre.

Jamás pensé que llegaría este momento,

pero es bueno poder decirte te quiero,

y por ello te doy las gracias

por ello te debo los sueños,

por ello me disculpo por tus desvelos.

Recuérdame sonriendo y brillando

así como brillábamos siempre,

que no se apague la magia,

que no muera ese “te quiero”.

Cuando me extrañes o eches de menos

cierra los ojos y siente que la distancia no existe,

que si bien estamos separados,

mi corazón está en el tuyo,

y el tuyo en el mío, latiendo con un “te quiero”

sin distancia, siempre juntos.




Char©

miércoles, 27 de julio de 2016

Perdiendo la razón en los pliegues de tu piel...


Deseo amarte en este instante

hasta sentir que ya no siento

porque pierdo la noción del tiempo

en el universo de tu terso cuerpo.

Soporto el dolor de saber que no me alcanza

amarte como te amo, en medio del silencio.

Quiero perder la razón en los pliegues de piel

en tu espalda, en tus piernas, quiero comer tu hiel

que me sabe dulce de placer como tus besos

esos besos que te robo al amanecer,

cuando te despierta la danza de mariposas

que revolotean en tu vientre tembloroso,

lo siento en mis mejillas cuando allí reposo,

lo sufro cuando no te tengo, me vuelvo loco.

Deseo amarte en la letra de una canción en madrugada

cuando desnuda prendes tu cigarrillo en el balcón

y dejas a mi suerte un sinfín de curvas sin bragas,

esperando que la tibieza de mis manos te acaricien,

y hagamos el amor como aprendices, lujuriosos, felices.

Aprendí en tu deseo que moriré después de muerto,

Y así naceré mil veces de nuevo, y mil veces te amaré,

con tus caprichos de niña, con tu veneno bendito,

con tus costumbres de divina loca mujer,

que me da de beber de su pecho el vino

que embriaga mi corazón y me enseña a ver

como se duerme una dama, sin lujos, sin nada

de espaldas al cielo y como alas sus piernas abiertas

esperando otro desvelo en el mundo del placer,

porque se siente primero mujer amada

inmensamente deseada, desbordada de placer.




Char©

domingo, 29 de mayo de 2016

Solo quería mirarte a los ojos


La poesía siempre vive en muchos lugares.

En realidad, yo sólo quería mirarte a los ojos.

Solo encuentro palabras descolocadas

terminologías sin rimas

y siento algo dentro mío,

no sé si es poesía,

o son tus ojos los que me laten

y enervan esas ganas locas

de mirar desde adentro de tus pupilas.

Quiero verme dentro tuyo

quiero verte en mí,

quiero tantas cosas

que no me animo a decir

porque sonaría fuerte, excitante.

Tú estás allí, yo aquí

como agua y aceite que no se pueden unir

la distancia es verdugo

la poesía desahogo

no me tienes ni te tengo

yo sólo quería mirarte a los ojos.




Char®