Seguidores

lunes, 17 de julio de 2017

Cuando es tarde...



Usted sólo siente mi falta, cuando se siente sola, 

cuando percibe que todo lo que usted vivió en sus días fue momentáneo.

Sólo se conecta conmigo, cuando su lista de teléfonos está vacía 

o cuando todos están demasiado ocupados para atender.

Sólo me quieres, cuando nadie más te quiere, 

ahí te acuerdas de mí y de lo que solíamos hacer 

debajo de las escaleras, o en el ascensor.

Usted sólo siente mi falta, cuando el verano se va 

y el invierno de la soledad invade su habitación.

Usted sólo me desea, cuando reconoce que nadie pudo robarle 

un par de lágrimas en cada orgasmo.

Usted sólo siente mi falta, cuando las luces se apagan 

y usted se da cuenta de que está sola.

Que pena que usted se dio cuenta tarde, muy tarde.

Que pena que usted lo percibe demasiado tarde, 

podría haberla hecho sentir muy feliz, 

solo si usted me hubiera dado esa oportunidad.

Que pena que usted acaba de sentir ahora mi falta, 

cuando yo estoy dando gloria a Dios por su ausencia en mi vida.

Respetuosamente, se lo escribí señora,

porque no quiso escucharme.

Y recuerde, que jamás le prometí la luna,

solo mi compañía, mi amor y  mis locuras



Char®

2 comentarios:

  1. Bellas letras para un reproche con un final precioso y determinante.
    Como siempre un placer pasar por tus letras Char.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno. Saludos
    https://tumeencantas.blogspot.com

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita