Seguidores

jueves, 23 de junio de 2011

Al que vive en mí...





Camino sin buscar sabor a recuerdos, solo salgo a buscar al que está adentro

Debo pagar el precio de saborear el dulce amargo de los momentos

Y no encuentro al que busco miro a la vuelta del corazón, a los lados del cerebro,

Pero no lo veo, no está, se mezcla en mi sangre, se hace suspiro, se camufla

Y si está, se esconde en mi parte de atrás, donde no quiero buscar, donde me niego

Ambivalente juego de escondidas, quiero encontrarlo pero a la vez me niego, loco yo

No tengo perdón ni pasión por mí mismo, ¡Muéstrate ya, te hablo ti inhumano!

Al que vive aquí adentro, hablo de mi cuerpo sordo, hablo al que vive dentro nuestro

Voy a encontrar a ese… aunque se quemen las letras de mis renglones eternos

A quien escribe con mis manos cuando pienso, al que desgarra mi evocación

Ansío más que a la vida misma y al universo todo , poder no tener lamentos

Quiero vivir y amar del modo que es perfecto, dar sin esperar, amar y no ser muerto

Debo terminar de quemarme en el infierno porque quemado en la vida sigo yendo

Sin buscar sabor a recuerdos, recuerdos que saben amargos grumosos y espesos

Sabores que pesan en mi paladar y obstruyen que pruebe de la vida sabores nuevos

Y todo es culpa del que busco, del que está aquí adentro del que escribe mis letras

Del que se desvela en noches eternas, del que se ahoga de placer por un beso…

Del que es amigo de amistades anónimas, del el que llora sus dolores en versos

Y yo…yo sigo camino porque no voy a parar mi andar en esta vida, aunque vaya lento

Porque caminar la soledad es un viaje que no he comprado, que debo hacerlo

Porque cuando me parió mi madre, yo ya tenía ese sello, y ahora busco y espero

Hasta que aparezca frente a mí…en mi espejo y se desnude y confiese todo y que diga:

Que a quien busco es a mí mismo, al que llevo adentro, al que acepto como par

Para caminar el camino de los que caminan lento en busca del amor puro y simple

En busca del lecho estrecho, donde el calor del cuerpo mío es abrigo de tu cuerpo

Y mi corazón pueda latir en tu pecho, donde mis labios sean tus besos y mis caricias tus deseos

No me esperes ni me busques mujer, debes saber que aunque lento, siempre llego…

Para ser feliz en el mundo nuestro, donde amar no pasa por nuestros urgentes sexos

Amar es desear que te sientes en mis piernas, que bese yo tu cuello, que soñemos con estrellas

En el nublado del tiempo y nos riamos del destino, porque me tienes y te tengo


Char...libre, sin registro.  

2 comentarios:

  1. El reirse en complicidad un dia nublado, me ha encantado, me quiero reir, jej besitos

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita