Seguidores

lunes, 14 de mayo de 2012

Tu figura en mis palabras



Bésame con tu sonrisa, con tu aliento de brisa de otoño

y en mis labios nacerá el retoño de un beso guardado.

Acaríciame los párpados, tengo la mirada perdida de tanto buscar

y en mis ojos se despertarán las visiones dormidas.

Quiero acunar mi espíritu en los recodos de tu cuerpo entero

hasta adormecer el dolor del tiempo y la espera.

Quizás mis lágrimas se conviertan en brisa de lluvia

y no me avergüence llorar en tu escote de mujer amada.

Es que tengo tantas palabras calladas…

Te buscan mis pasos entre las gentes trasnochadas

 grito tu nombre, volteas a la distancia y me atraviesa tu mirada.

Entonces voy pisando recuerdos, hasta agotar mis huellas pesadas.

Y volvemos a estar juntos de nuevo, deseando el sexo postergado,

y te beso los pies y la frente, mientras te desnudo despacio.

Me pierdo en la hendidura de tu espalda,

y me place sentir el frío de tus nalgas,

morimos de deseos, las manos se hacen maraña de caricias

fuertes, contundentes, sin prisa, se pierden sutiles en cada rincón

de músculos calientes, cuerpos ardientes, labios fríos de excitación.

Nos encandilamos con el brillo de nuestros ojos

beso tras beso nos rompemos el corazón sin compasión

a sabiendas que en final de los gemidos rasguñados,

seremos dos locos enamorados, locos conformes adictos a nuestro amor.

Caminamos cada cual nuestro sendero, sin mirar atrás,

hasta que el destino nos junte, para matarnos a besos una vez más.

Siento como que no te conozco y te extraño aun cuando no te has ido

¿Qué tiene tu ser que a mí me falta?

Yo sé que tengo anisas de hacerte sentir mujer

aunque como un puñal, me hiera la distancia.

Y el mundo con sus cosas sigue girando,

mientras los que se aman se lastiman a gusto, se desangran

desgarrados de amor que brota como hiedra

se abrazan a la vida y al cuerpo que guarda caricias y olores

de lo que fue, de lo que será, suspirando esperanzas.

Yo soy uno de tantos y tú, tú dejaste tus huellas en mi espalda,

quemé mis manos con la bendición de tus pechos

sentirás cosquillas, te sentirás acariciada.

Te llevaste la piel de mis labios y  yo divulgo tu figura

en cada letra de mis palabras.





Char…libre, sin registro.

9 comentarios:

  1. Hola Char, que bello escribes, muchas de tus poesias me llegan al alma y eso me gusta. Cuidate mucho.

    ResponderEliminar
  2. Un cúmulo de versos anclados en el recuerdo apasionado de un ayer de revuelo amoroso en plena vorágine de los sentidos.
    Muy bonito.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Sensacional con una fotografía muy acorde. Por cierto, la fotografía de tu banner me encanta, muy de mi estilo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Muy buenos tus versos Char, y hermosos!! Enganchan desde la primera y hasta la ultima letra.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Precioso y apasionado este poema, si es un recuerdo, es tan cercano que lo vives sobre la marcha, y a nosotros nos engancha.

    Besos desde mi mar,

    ResponderEliminar
  6. Solo leerte produce cosquillas Char, imagina si tu manos tocaran esa piel!
    Apasionadas letras que invitan a sumergirse es tus pensamientos y tus deseos.
    Abrazos infinitos, no olvides ser feliz.

    ResponderEliminar
  7. HOLA CHAR
    APASIONADOS VERSOS COMO SIEMPRE NOS REGALAS, ES EL AMOR QUE SE DESBORDA... ESE DESTINO TIENE QUE UNIR ESOS CAMINOS.

    UN BESO GRANDE
    CARIÑOS MILES.

    ResponderEliminar
  8. Una vez más vuelo y tiemblo con tus palabras...
    Besos y gracias...

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita