Seguidores

lunes, 4 de octubre de 2010

CUANDO EL CAMINO SE TORNA DIFÍCIL

Tenemos sueños, queremos resultados, buscamos oportunidades, pero no siempre estamos dispuestos a correr riesgos.
No siempre estamos dispuestos a transitar caminos difíciles.
Quizás esa es la respuesta a nuestros interrogantes cuando decimos ¿por qué?
Lo decisivo es comprender que por más difícil que resulte o se presente
El camino a recorrer, debemos hacerlo, sino nunca podremos llegar al destino propuesto o trazado por nosotros mismos.
Todo lo nuevo causa temor, el cambio es inevitable en nuestras vidas, sino seríamos devorados por la monotonía y eso nos dejaría “fuera de competencia”.

Antes de comenzar a “caminar” día a día un camino incierto, solo visualiza en tu interior la forma más práctica de alcanzar la meta, sin herir a nadie, sin tomar “desvíos” que podrán hacer que llegues antes, pero, llegarás con trampa, y eso va en contra de la ley pareja de nuestra vida.

Ya sabes que quizás puedas encontrar, obstáculos, nada es fácil, pero eso debe darte mayor fuerza para sortear cada “piedra” en el camino. Seguramente sentirás la carga, el cansancio, aturdido por todo lo que te rodea. Preocuparte solamente te jugará en contra y te quitará fuerzas, la fuerza que necesitas para llegar. Cuando ello ocurra, solo respira hondo, piensa en primero en ti, luego en tu meta y en todo de lo que de ella depende.

Continúa, tú puedes, nadie lo hará por ti, sino solo párate un momento y mira el movimiento a tu alrededor, todos buscando sus “metas” luchando por lo que ansían, desesperados a veces corriendo sin rumbo.

Tú en cambio, tienes la capacidad de recapacitar, de saber que nunca estas en soledad, aunque no tengas a nadie, nunca se está solo. Aprovecha el poder respirar y vivir, el poder ver y sentir, el poder caminar y continuar. Hay millones que darían la mitad de su vida para respirar sin otra intervención ajena, de poder ver la luz del sol y los colores de la vida, de poder moverse y ser independientes en el quehacer diario.

Valora lo que tienes, nunca se te dará más de lo que puedes tener, comparte tu tiempo, comenta lo duro del “caminar” tan solo eso te hará ver y escuchar que no es tu único impedimento para lograr la meta deseada. Comienza ya, el camino simple de la vida te espera, no te aferres a lo mundano, suéltate, atrévete a llegar.

Felicitaciones por emprender…tú sabes que llegarás.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita